noviembre 14, 2019

Funcionamiento de un salvaescaleras

Los salvaescaleras son en sí sillas o «plataformas» que se desplazan por un riel, el cual se encuentra adherido bien sea a la escalera o la pared contigua de dicha escalera, esta plataforma puede ser instalada directamente sobre cualquier tipo de escalera, bien sea curva, recta, estrechas o empinadas, además es un aparato mecánico seguro y fácil de usar, esté no impide en ningún momento el paso de otros usuarios en la escalera, esta silla puede moverse al sitio que menos moleste con ayuda de un mando a distancia, así que cuando la persona necesite hacer uso de la silla bien sea para bajar o subir a otra zona de la casa simplemente debe «manejar» el salvaescalera hasta la planta donde se encuentre con ayuda del mando a distancia.

E incluso estas pueden ser personalizadas, no está demás explicar que este aparato fue diseñado con el objetivo de ayudar tanto a las personas mayores como aquellas personas que tienen movilidad reducida a trasladarse de una planta a otra sin esfuerzo ni problema alguno, sin embargo estas mismas también pueden ser utilizadas para subir o bajar pequeñas cargas de una planta a otra, para que esté pueda cumplir con sus tareas o funciones debe estar conectadas a una toma de corriente eléctrica, sin embargo los salvaescaleras también pueden funcionar perfectamente aunque no haya luz, ya que estos cuentan con una potente batería recargable, lo que significa que aunque haya problemas eléctricos este mismo seguirá funcionando por lo menos unos cuantos viajes más, es importante mencionar que la batería de este aparato mecánico durará dependiendo del peso que este cargue como de la distancia que esté recorra.

Un punto a favor de estas sillas es que son muy seguras, estas cuentan con un cinturón de seguridad, un bloqueo máximo para mayor seguridad cuando está se encuentra en funcionamiento, también poseen sensores de obstrucción, los cuales detienen automáticamente el sistema, en el caso de detectar algún obstáculo en el camino, de igual forma esta se encarga también de señalar por medio de un ruido acústico si surge alguna anomalía, como por ejemplo en el caso de que una persona de la nada se levante de la silla cuando esta esté en marcha, entre otras cosas.

Este aparato mecánico funciona realmente muy similar a un ascensor tradicional, pero la diferencia entre ambos es que una silla salvaescaleras es más económica de instalar, no requiere de un gran mantenimiento, tampoco necesita de un lugar grande ni de diversas remodelaciones para su instalación, por ende, estas sillas son las más adecuadas para instalar en nuestras viviendas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *