En el Reino Unido un robot da “su testimonio” en el Parlamento

Compartir:

El Parlamento del Reino Unido ha causado un pequeño revuelo esta semana con la noticia de que acogerá a su primer testigo no humano. Un comunicado de prensa de uno de los comités selectos del Parlamento explicó  que había invitado a el robot a “responder preguntas” sobre el impacto de la IA en el mercado laboral.

“Pepper es parte de un proyecto internacional de investigación que desarrolla los primeros robots con conciencia cultural del mundo destinados a ayudar con el cuidado de las personas mayores”, dijo el comunicado del Comité de Educación. “El Comité escuchará sobre su trabajo[y] qué papel podría desempeñar la automatización y la robótica en el lugar de trabajo y en el aula del futuro”.

Como varios investigadores de inteligencia artificial y robótica señalaron en Twitter, Pepper, el robot, es incapaz de aportar tales pruebas. Ciertamente puede pronunciar un discurso de la misma manera que Alexa puede leer las noticias, pero no puede formular ideas por sí misma.

Como dijo un investigador a MIT Technology: “Los robots modernos no son inteligentes y por lo tanto no pueden testificar de ninguna manera significativa”.

Tal parece que el Parlamento lo sabe. En un correo electrónico a una revista, un funcionario de medios de comunicación del Comité de Educación confirmó que Pepper, el robot, respondería a las preguntas que se le habían hecho con antelación.

Y como el bot es suministrado por la Universidad de Middlesex, con tres de sus investigadores sentados en el mismo panel, es seguro asumir que serán ellos los que escriban las respuestas.

Sus críticos advierten que es engañoso fingir que un robot puede dar pruebas

Pero, ¿es esto engañoso? Si el objetivo del informe de la Comisión de Educación es evaluar sobriamente el impacto de la IA y la robótica en el lugar de trabajo, se puede argumentar que socava este objetivo incluso al pretender que un robot puede dar pruebas. Por otro lado, traer a Pepper es una forma fascinante de demostrar la tecnología contemporánea.

El presidente del comité, el diputado Robert Halfon, dijo al sitio de noticias de educación TES que invitar a Pepper “no se trataba de que alguien trajera un robot de juguete electrónico y hiciera una demostración”, sino de mostrar el “potencial de la robótica y la inteligencia artificial”.

Es una explicación sólida, pero se ve socavada por otra de las frases de Halfon. “Si tenemos la marcha de los robots, tal vez necesitemos la marcha de los robots a nuestro comité selecto para dar testimonio”, dijo a la misma publicación.

Es probable que este mensaje – “el robot testifica sobre la amenaza de la IA” – sea el que se adhiera a la imaginación de la gente; una lección valiosa, aunque involuntaria, sobre los peligros de la publicidad de la IA.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*